Proyecto Educativo Institucional

3. Metas Institucionales

Para lograr los fines propuestos, el Instituto establece como meta concreta de su accionar con relación al nuevo Plan de Estudios, la búsqueda permanente de la calidad educativa en todas sus facetas como modo efectivo de alcanzar el resultado propuesto: una formación integral en lo personal, científico-técnico y laboral.

Considera a la calidad, en cuanto referida a la acción educativa, como el atributo resultante de un proceso en el que se conjugan medios eficientes y métodos eficaces al servicio de fines culturalmente relevantes.

Como metas inmediatas tendientes a posibilitar el logro del proyecto, se propone:

  1. Desarrollar un curriculum actualizado, dinámico y abierto.
  2. Implementar una integración entre niveles (Inicial, E.G.B., y Polimodal), tanto en los criterios pedagógicos y metodológicos como en los contenidos curriculares, régimen de evaluación y normas disciplinarias.
  3. Generar estructuras que posibiliten el trabajo interdisciplinario y el perfeccionamiento permanente del personal docente.
  4. Establecer canales efectivos de comunicación entre los miembros de la comunidad educativa: directivos, docentes, alumnos y padres.
  5. Trabajar en forma permanente para el mejoramiento de la infraestructura de la Institución y la obtención y crecimiento continuo de los recursos tecnológicos necesarios para una acción educativa eficaz en orden a la capacitación científico-técnica y laboral de los educandos.
  6. La necesidad de desarrollar competencias y capacidades que preparen para la transición a la vida adulta, para actuar en diversos contextos sociales y para la participación en la vida cívica con responsabilidad y autonomía dentro de un marco explícito de valores morales y sociales.

4. Objetivos Generales

El Instituto se propone atender a la formación integral del educando como persona. Entiende por formación integral:

  1. Una educación humanística espiritual, centrada en la persona humana considerada en su dignidad inalienable, fuera de toda manipulación instrumental.
  2. Una formación completa, donde no se subestimen ninguno de los aspectos que conforman al sujeto humano y se les jerarquice adecuadamente, evitando caer por ejemplo, en el intelectualismo, el espontaneísmo, etc.
  3. Afianzar la conciencia del deber de constituirse en agente de cambio positivo en su medio social y natural.
  4. Una formación general, amplia, no específica, que abra al educando al universo de la cultura y no limite sus posibilidades de crecimiento.
  5. Introducirlo eficazmente en el campo científico y tecnológico. Una buena capacitación científico-técnica consiste hoy en poseer no sólo información actualizada, sino también saber buscarla y encontrarla, comprender al lenguaje básico, los paradigmas epistemológicos y las herramientas conceptuales propias de cada campo del saber, asomarse a enfoques multi, inter y transdisciplinarios. Implica, además, tomar conciencia de los problemas éticos y sociales involucrados en las cuestiones científicas y tecnológicas y juzgarlos de acuerdo a una escala de valores, además de desarrollar una actitud reflexiva y crítica.
  6. Potenciar la actividad cognitiva y cultivar actitudes tendientes a la flexibilidad y la versatilidad. La actividad cognitiva puede considerarse integrada por habilidades intelectuales, destrezas, actitudes, procesamiento de información y estrategias o estilos cognoscitivos, y potenciarla implica trabajar todas esas dimensiones mediante actividades de aprendizaje cuidadosamente diseñadas y diversificadas.Por último, la flexibilidad y la versatilidad pueden sintetizarse en un único atributo, reconocido como la cualidad básica para los próximos años: adaptabilidad frente a los cambios, que puede definirse como la capacidad para:
    • propiciar la práctica de la educación física y del deporte en el desarrollo armónico e integral del/la joven, y favorecer la preservación de su salud psicofísica espiritual.
    • adquirir, desarrollar y usar el conocimiento en forma autónoma, saber juzgar lo que sucede, tomar decisiones, frente a un problema tener en cuenta las variables del entorno y las interacciones con los demás, y
    • tratar problemas dados, encontrar, reconocer y formular problemas nuevos, estimar si son resolubles y encarar la forma de lograrlo.