Proyecto Educativo Institucional


1. Proyecto Institucional

El Instituto define a la educación como el proceso intencional que busca el perfeccionamiento del educando mediante el pleno desarrollo de sus capacidades específicas y entiende a la persona humana como una unidad bio-psico-social y espiritual, poseedora de una personalidad singular, autónoma y libre.

Asume un compromiso efectivo en el proceso de formación, aportando sus iniciativas pedagógicas, los espacios adecuados y el acceso a la tecnología del mundo del trabajo y la producción.

La finalidad de la educación es, en consecuencia, contribuir a que el educando alcance la plenitud como persona, perfeccione su capacidad para dirigir su propia vida y participe con libertad responsable en el desarrollo de su comunidad.

La educación debe atender a todas las dimensiones de la persona del educando: corporalidad, intelectualidad, afectividad, espiritualidad y sociabilidad. Debe, además, fundarse en el respeto a la existencia, a la conciencia, a la libertad, a la realidad actual y las potencialidades propias de cada educando, concebido en su singularidad única e irrepetible.

El Instituto Pizzurno de Enseñanza Integral se halla involucrado en el armónico desarrollo del MERCOSUR EDUCATIVO. Considera al Portugués como una segunda lengua a adquirir para poder competir dentro de la región a través de una fluida comunicación.

El educando es el protagonista y el destinatario de la acción educativa personalizada que se realiza en el instituto; pero, este proceso de autoconstrucción del aprendizaje no debe concebirse como una tarea individual, sino como una verdadera actividad interpersonal, en el marco de la interacción profesor-alumno y también alumno-alumno.

Los padres son, para el Instituto, los primeros educadores. En consecuencia, sólo una estrecha comunicación, coordinación y colaboración mutua asegura la concreción del proyecto educativo propuesto.

Por último, el proyecto educativo se inserta en el marco de la comunidad local, regional y nacional, se nutre de los valores propios de su cultura e intenta aportar, desde la acción educativa, al fortalecimiento de la identidad nacional en sus dimensiones histórica y espiritual.

2. Fines propuestos

De acuerdo a los principios antropológicos, pedagógicos y éticos anteriormente expuestos, el Instituto se propone, al finalizar el Secundario:

  • Contribuir al desarrollo pleno de la personalidad del educando en todas sus dimensiones (psicofísica-social-espiritual).
  • Educar en y para el ejercicio responsable de la libertad.
  • Educar para la búsqueda y aceptación de la verdad, el ejercicio de la justicia, la apreciación de la belleza naturaleza y la cultura, el recto amor a sí mismo y a los demás, y a la realización del bien común.
  • Brindar una formación humanista y científico-técnica acorde con los requerimientos de la sociedad y la cultura contemporáneas.